Hogares verdes Medio ambiente Tecnología

El consumo fantasma, ese enemigo silencioso

imagen ilustrativa de consumo fantasma

El modo standby parece no consumir energía, pero termina siendo un componente importante en las tarifas de electricidad.

El famoso consumo fantasma se lleva entre el 5 y el 12% del importe de las facturas de electricidad en el hogar, siempre teniendo en cuenta cuántos aparatos quedan conectados en la casa, cuáles sean y qué consumo tiene cada uno de ellos en modo pasivo.

Normalmente es un consumo que se considera despreciable y se toma como “una lucecita que queda prendida”, pero lo cierto es que al final del mes ese pequeño LED o el display del horno microondas terminan conspirando en contra del bolsillo familiar.

¿Cuáles son los equipos que más consumen en modo standby? Los que más usamos y que –paradójicamente- más nos cuesta desenchufar: el televisor (común, LCD o LED), decodificadores, módems, routers y consolas de videojuegos, y lo siguen los hornos, cafeteras o impresoras. En último lugar quedan lámparas y cargadores de celular, que siempre quedan conectados a la red.

consumo fantasma

Para ahorrar, la solución definitva es tomarse el trabajo de desenchufar cada aparato después usarlo. También se pueden usar temporizadores o zapatillas eléctricas (con un solo interruptor se pueden apagar varios aparatos).

Además, al momento de adquirir un nuevo aparato, es conveniente observar la etiqueta que determina su nivel de eficiencia energética. En los equipos más eficientes, esto también garantizará también que el consumo fantasma sea menor que el de aquellos electrodomésticos antiguos.

Si querés saber cuánto estás consumiendo en tu casa, podés hacerlo a través de una calculadora de consumo, que se puede encontrar en varias páginas de intenet o apps para celular. Incluso, hace unos meses la hoy secretaría de Energía de la Nación lanzó una propia, que se puede encontrar aquí.